miércoles, 1 de octubre de 2014

Guión de codornices en Peleagonzalo

El pasado 28 de agosto un cazador abatió, suele suceder por error, un guión de codornices Crex crex en la zona de la vega de Peleagonzalo, junto al río Duero, mientras cazaba codornices durante la media veda.
Desgraciadamente el mayor número de citas de este pájaro en España suceden así, por ser un trofeo de caza más. También aparecen muchos estrellados contra cristales, tendidos eléctricos u otros artefactos en medio de los campos. Finalmente, unas pocas son recogidas muy débiles y desorientadas y llevadas a centros de recuperación (en el mejor de los casos) y una ínfima parte se han observado, incluso fotografiado, en condiciones naturales.
El guión de codornices es uno de los fantasmas de nuestra ornitofauna nacional. Es un caso curioso ya que, a pesar de ser un ave ampliamente distribuida por todo el Paleártico (desde el norte de Francia hasta Asia central), pasa muy desapercibido en nuestro país donde se comporta estrictamente como un ave migratoria.
Fuente foto: www.luontoportti.com

Es tan común que hay un amplio folclore entorno a esta pequeño rálido (de la familia de las fochas, rascones, polluelas... y emparentado con las grullas), en los lugares donde está más ampliamente distribuida. Aquí en España es una especie conocida por los cazadores. De hecho, algunos con los que he hablado tienen la falsa creencia de que si consigues capturar uno vivo, lo enjaulas y lo dejas cantar, los alrededores se llenarán de codornices. Personalmente pienso que esta creencia es totalmente falsa aunque, precisamente, de aquí viene su nombre en castellano, por la creencia de que son ellos los que traen las codornices hasta España desde África y los que luego las devuelven hasta allí. Otra falsedad, las codornices no necesitan a nadie que las guíe.
Distribución del guión de codornices en el Paleártico Occidental. Fuente: birdguides.com
Esta especie debió ser mucho más común y abundante en décadas pasadas. Hoy está sufriendo un peligroso declive en todas sus zonas de reproducción debido, principalmente, a las prácticas modernas de cultivo, que con las siegas tempranas e intensivas impiden que los nidos con huevos o los pollos más pequeños lleguen a ser adultos. 
Este declive, sin duda, ha hecho que en España se rarifique mucho más. Tanto que fue declarado rareza por el CR/SEO (Comité de Rarezas de la Sociedad Española de Ornitología) desde el 01 de enero de 2005. Esto quiere decir que todas las citas que se obtengan en nuestro país deberán ser enviadas a esta unidad para su conveniente homologación y registro y así poder saber un poco más de este enigmático pájaro.
Fuente foto: www.arkive.org
Esta cita de Peleagonzalo es la más reciente que tenemos en Zamora pero, sin duda, hay más. De hecho, hablando con cazadores veteranos de la comarca de Toro y alrededores, son varios los que han abatido alguno, al menos, una vez en su vida o conocen a alguien que lo ha hecho. Todos coinciden en que "antes se veían más". Sin duda, el guión de codornices, Corncrake en inglés, es una víctima más de la agricultura moderna, como sucede con nuestras especies ligadas a este hábitat: perdiz roja, sisón, avutarda, alcaraván, calandria común, terrera común y, por supuesto, la misma codorniz...
Para que veáis lo emblemático que nuestra especie protagonista es por el resto de Europa, aquí os dejo una cerveza que lleva su nombre, de la marca The Orkney Brewery. Y nada menos que una cerveza de las Islas Orcadas, al norte de Escocia, en Reino Unido. Este lugar es Tierra Santa para los que amamos las rarezas ya que muchos años aparecen auténticos MEGAS (rarezas muy, muy raras...) en este lugar. Sin ir más lejos ayer, 30 de septiembre, descubrieron un Turdus obscurus en North Ronaldsay, allí mismo. Espero poder probar esta cerveza algún día y, si es posible en North Ronaldsay durante un mes de octubre, mejor que mejor...
Fuente foto: www.cumberlandbar.co.uk

domingo, 28 de septiembre de 2014

25/09/2014. Primeras grullas en Villafáfila

Nueva visita a la R.N. Lagunas de Villafáfila en la compañía de, también afincado en Toro, Manuel Rodríguez. No íbamos con muchas expectativas salvo tomar el pulso al paso de limícolas algo en lo que, por desgracia, tardamos poco.
Flojo no, ¡flojísimo! Solo anotamos 5 especies (ni comparable a las 17 de mi última visita) entre los poco más de 60 individuos que había. Repartidos así: avefría europea (30 aprox.), combatiente (29 ejs.), chorlitejo grande (3 ejs.), correlimos zarapitín (2 ejs.) y correlimos menudo (3 ejs.). Pocos días recuerdo tan malos.
Lo único de interés fueron un par de datos fenológicos.
El pasado día 20 se vio la primera grulla en la Reserva (Bernardo García) y ayer, día 24, ya eran 3 ejs. (Sergio París). Bien pues hoy ya hemos visto 4 grullas en su lugar habitual de alimentación en la Reserva, junto a la Salina Grande. La fecha del 20 de septiembre es muy temprana. Por comparar con la fenología reciente, estas son las fechas de aparición que me ha pasado Cristian Osorio de los últimos años: 02/10/2011, 16/10/2012 y 07/10/2013. Fijaros que la de este año va muy adelanta, tanto como dos semanas respecto a la más temprana y casi un mes con respecto a la más tardía. ¿Podrían ser estos 4 ejemplares no reproductores y comenzar antes su viaje al sur?
Un par de imágenes de los cuatro, 2+2. Estaban lejos.


La segunda observación de interés también es fenológica. Y es que anotamos el primer esmerejón del año para la provincia de Zamora.
Y el grupo mixto de avefrías y combatientes.

También vimos las tres especies de lavanderas: blanca, cascadeña (1 ej.) y boyera (pequeño grupo con flava y flavissima). En las proximidades, un grupo ya majo de bisbitas comunes con sus característicos reclamos que huelen a otoño e invierno, siendo una de las bandas sonoras de las estaciones más frías aquí. Aún dos tarabillas norteñas.
Con las anátidas más comunes (azulón, friso, cuchara y cerceta común) se movían 5 tarros blancos, tres de ellos en la imagen.

Así que con este panorama tan desolador y esperando a que cambie el tiempo para que nos traiga limícolas a tutiplén y, sobre todo, agua, decidimos volvernos para Toro pero no a casa sino al paraje de Timulos, a orillas del Duero, a probar suerte con el águila pescadora ya que este lugar es un sitio típico para verla durante los pasos. Y aquí sí hubo suerte y Manu no tardó en dar con ella. La pena es que, como diría un amigo mío: "estaba en Birmingham", perchada sobre la orilla derecha del gran río. Aún así conseguí una foto testimonial con la Lumix. Medido con Google Earth estaba a 727,53 metros de distancia desde nuestra posición. El zoom está al 60x nada más y ya faltaba bastante la luz. Ahí la tenéis.
Aquí, nada más de interés...

jueves, 25 de septiembre de 2014

Sapo corredor para una lección

Ayer por la tarde la pasamos, mi pequeño Diego y yo, en la gravera rehabilitada de Villaguer (convertida hoy en día en una preciosa laguna, después de la explotación minera), en el t.m. de Toro. Ornitológicamente la cosa estaba muy parada pero el contacto con la naturaleza de un niño de casi 6 años es primordial en su educación.
Por suerte tuvimos un pequeño amigo que nos sirvió de entretenimiento e hizo que el pequeño se trajera a casa nuevas imágenes y nuevas emociones que, sin duda, enriquecerán su conciencia ambiental.
Sorprendimos a un sapo corredor, Epidalea calamita, haciendo el cambio de posición antes de que llegara la noche y esto me permitió contarle algunas cosas sobre estos bellos seres.
Le dije que era uno de las tres especies de anfibios mejor distribuidos por la provincia de Zamora, junto a la rana común Pelophylax perezi, el sapo común Bufo bufo y el tritón jaspeado Triturus marmoratus. También le conté que se alimenta de invertebrados, de "bichos", por lo que es un gran aliado del ser humano, en especial, del agricultor y el ganadero pero que, por culpa de las historias sin fundamento ni rigor científico, se había labrado una mala fama alrededor de estos inofensivos animales que llevaban, a otros animales de dos patas, a acabar con su vida cada vez que se cruzan con uno. Ignorancia pura y dura. Una de esas cosas, basadas y justificadas por la tradición, que las nuevas generaciones debemos erradicar de raíz. Mi niño acabó con esa tradición (o mito) ayer mismo, con 5 años y medio.
Os dejo unas fotos que le hicimos.




De aves, solo notas fenológicas. Mi primer bisbita común del año y las que podrían ser algunas de las últimas observaciones de: tórtola europea, alcaudón común y águila calzada...

sábado, 20 de septiembre de 2014

19/09/2014. Paso muy potente

Visita de tarde a la R.N. Lagunas de Villafáfila con la intención de tantear como va el paso, principalmente de limícolas, tras varias borrascas seguidas (aunque no demasiado activas aquí). La jornada me ha servido, además, para despedirme temporalmente de nuestro pequeño Cristian Osorio ya que se va a estudiar fuera. ¡Cuánto lo vamos a echar de menos! Yo, personalmente, en muchos sentidos, no solo en el ornitológico. Es como un hermano pequeño para mi.
En fin, sentimientos a parte, la tarde estuvo muy bien. Para no saturarnos de limis y no acabar pronto con las pocas zonas inundadas que tenemos decidimos ir a la Casa del Parque que, aunque no tiene mucha agua tampoco, sus zonas ajardinadas son un oasis en medio del secarral estepario. 
El paso estaba muy potente, tanto de limis (sobre todo en variedad) como de paseriformes. De estos últimos vimos buenos números de tarabilla norteña, mosquitero musical y, sobre todo, papamoscas cerrojillo, como corresponde a las fechas. 
En cuanto a la climatología, un poco de todo, que es lo que toca en este comienzo del otoño. La mitad de la tarde muy oscura, amenazando lluvia constantemente pero sin viento. La otra mitad y cuando comenzó a soplar potente, barrió las nubes y nos dio sol pero en este lugar, con el viento, la cosa se hace muy dura.
Pero empecemos por los limícolas. Pudimos observar 17 especies que, para ser en postnupcial, está muy bien aunque los números no han sido muy destacados, salvo en alguna de ellas.
En la foto: chorlitejo grande, combatiente, correlimos común y correlimos menudo. A la izquierda, infiltrada, una lavandera blanca.

Y los números quedaron así (CP = Casa del Parque, VI = zona húmeda junto a Villafáfila y SG = Salina Grande):
Avoceta común: 8 ejs (CP) y 1 ej. (SG).
Chorlito gris: 1 ej. (SG). Foto.

Avefría europea: 3 ejs. (SG).
Chorlitejo grande: +140 ejs. (SG).
Chorlitejo chico: 3 ejs. (CP).
Andarríos chico: 15 ejs. (CP).
Andarríos bastardo: 2 ejs. (CP). Fotos.



Andarríos grande: 2 ejs. (CP) y 1 ej. (VI). Foto.

Archibebe común: 2 ejs. (SG).
Archibebe claro: 15 ejs. (SG). Foto.

Combatiente: 1 ej. (CP) y +40 ejs. (SG). Foto.

Vuelvepiedras común: 1 ej. (SG).
Aguja colinegra: 1 ej. (SG). Foto.

Correlimos zarapitín: 7 ejs. (SG).
Correlimos común: +20 ejs. (SG).
Correlimos menudo: +30 ejs. (SG).
Agachadiza común: 1 ej. (SG) y 3 ejs. (VI).
Tuvimos más observaciones de interés como 2 garcetas comunes (CP), un búho campestre en las praderías junto al centro de interpretación y, lo mejor, un joven halcón peregrino que nos ofreció un lance de caza muy, muy cercano, a por unas cercetas. Pero falló y marchó a buscarse las habichuelas a otro sitio.
Y todo lleno de pajarillos. A parte de las tres especies que mencioné arriba, también había buenos números de collalba gris, algunas lavanderas boyeras, golondrina común y hasta un carricerín común que es muy probable que sea el último del año.
Fotos de tarabillas norteñas, una de las estrellas de estos días. La primera con la luz del atardecer es una preciosidad, la otra en las penumbras del cielo gris.


De todas las lavanderas boyeras que vimos, estas dos de la subespecie británica flavissima, son las únicas que había en la Casa del Parque.


Y un grupo de golondrinas comunes que se agrupó en cuanto amenazó la lluvia aunque, al momento, fueron espantadas por el cercano vuelo de un búho campestre que a su vez había sido levantado por un aguilucho pálido.

En cuanto a las anátidas, cuatro especies: ánade azulón, cuchara común, ánade friso y cerceta común. Todos juntos agrupados en varios centenares en los pocos lugares con agua. Al atardecer, son un espectáculo envidiable en la zona de la rasa de la Salina Grande, aunque sean especies comunes.


El otro día me preguntaba un lector por los mochuelos. Decía que hacía mucho que no añadía una foto de esta rapaz nocturna. Pues nada, aquí está uno de los abundantes mochuelos de la Reserva, agazapado para luchar contra el viento.

Y unos paisajes para ilustrar la bonita estampa que se queda cuando sale el sol después de la tormenta. Por muy oscuro que esté, tarde o temprano, pasen horas, días o semanas, siempre vuelve a salir el sol, regalándonos postales que solo tenemos la suerte de vivir los que disfrutamos del campo. ¡Ojo, que esto es gratis!
Casa del Parque.

Salina Grande.
¡Suerte Cristian! Aquí te espero....

martes, 16 de septiembre de 2014

14/09/2014. Correlimos pectoral en Villafáfila

Ayer, día 14, J.M. San Román (Pepe) y J.A. Casado Coco, descubrieron a ultimísima hora de la tarde y con muy poca luz ya, un correlimos pectoral en la Salina Grande, Villafáfila, R.N. Lagunas de Villafáfila. 
Recibido el aviso inmediatamente hoy, 15 de septiembre, fuimos varios los que nos juntamos en el lugar, sin éxito, a pesar de estar buscándolo un par de horas y que la zona estaba entretenida de limícolas. Solo hay un punto de interés con agua en toda la Reserva, así que dábamos por hecho que sería fácil verlo, si no se hubiera ido, que es lo que parece haber hecho.
Os dejo dos fotos extremísimas hechas por Pepe ayer y que amablemente me ha cedido.


Esta es la 7ª cita para Villafáfila y la provincia de Zamora, de esta rareza americana. Están repartidas así: 
1 ej. en 2005 (Alfonso Rodrigo y Víctor Salvador)
4 ejs. en 2012 (Alfonso Rodrigo, Cristian Osorio, J.A. Fdez. Ugarte et al.)
1 ej. en 2013 (J.A. Fdez. Ugarte et al.)
1 ej. en 2014, de momento, (J.M. San Román y J.A. Casado Coco).
Además hay otra probable por ahí  pero que, de momento, no contabilizo.
La tarde de hoy, de todas formas, ha estado entretenida. La única lámina de agua de toda la Reserva estaba petada de limícolas. Además hemos visto el tarro canelo que descubrió Cristian hace unos días pero también hemos podido verlo con las patas fuera del barro y muestra una anilla de plástico negra. Había dudas de que pudiera ser el mismo que Alfredo Hernández y Maribel Martín descubrieron en Coreses a últimos de agosto pero aquel carecía de anillas con toda seguridad. Este tiene el problema, además, de que la anilla de plástico es oscura por lo que, con el barro, es difícil de ver. 
En el lugar anotamos 9 especies de limícolas repartidos así: correlimos común (+30), correlimos menudo (+40), correlimos zarapitín (+4), chorlitejo grande (+60), avoceta común (2), andarríos chico (1), archibebe claro (1), archibebe común (1) y combatiente (71). La oscuridad tormentosa de la tarde y las grandes distancias con las que luchamos aquí, me disuadieron de intentar tomar alguna imagen. Solo si hubiera aparecido el pectoral lo habría intentado.
Aquí también, una veintena de gaviotas reidoras y 5 sombrías que no llegaron a bajar al agua y se limitaron a llegar del norte y seguir hacia el sur.
De pájaros migrantes disfrutamos de carricerines comunes y de un par de pechiazules que, a última hora, se dejaron ver bien. Además también nos sobrevoló alguna lavandera boyera.
Buen rato de pelo. Una familia de zorros en la distancia (2 ads + 2 cachorros) jugaban entre ellos y, en el agua de la balsa de la depuradora, varias ratas de agua nos hicieron disfrutar un buen rato. En los últimos meses las vemos aquí con facilidad. Parece que el control estricto del visón americano por la Dirección de la Reserva, comienza a dar sus frutos, y me alegro mucho.
En esta foto, uno de los ejemplares.

Antes, en la mañana de hoy, recorrí algún recodo del t.m. de Toro. En la gravera de Villaveza un paso de paseriformes espectacular pero, en el agua, la única novedad era un joven archibebe común, el de la foto.

domingo, 14 de septiembre de 2014

12/09/2014. Más migrantes

Vuelta rutinaria de control la de hoy, en el complejo de graveras de Coreses. Me gustaría ir más a menudo pero mi tiempo no lo permite.
Muchas novedades aunque desaparecieron las estrellas de las últimas semanas (pato colorado y cerceta carretona), con 8 especies de limícolas (y eso que no hay hábitat adecuado para ellos ya que las orillas de la mayoría de las graveras son taludes) y varias de paseriformes migrantes.
Entre los limícolas, tres especies nuevas para mi en este lugar aunque desconozco si habían sido citadas antes: avoceta, combatiente y andarríos bastardo; pero supongo que sí. Voy a proponer entre los pajareros zamoranos crear una lista con todas las especies de aves que se hayan citado en estos humedales para hacernos una idea de su potencial.
Al poco de llegar, un grupo de 34 avocetas levantó el vuelo y, haciendo grandes círculos, fue cogiendo altura hasta poner dirección sur. Seguramente hayan pasado la noche aquí y, después de descansar, sigan con su viaje migratorio. En cuanto al combatiente y al andarríos bastardo, estaban representados por un solo ejemplar de cada especie. El resto de limícolas lo componían: andarríos grande y chico, chorlitejo chico, archibebe claro y agachadiza común.
Foto de las avocetas.

En cuanto a los paseriformes migrantes: pechiazul, colirrojo real, tarabilla norteña, papamoscas cerrojillo y mosquitero musical, fueron las estrellas de la mañana. Además había buenos números de carriceros comunes pero aún, con estos, no se puede distinguir bien si pueden ser los reproductores y nacidos del lugar o migrantes. Yo creo que hay de todo. Entre ellos también algún carricero tordal.
Foto de una tarabilla norteña.

Los mismo que con los carriceros pasa con las tórtolas europeas. Hoy eran más comunes de lo normal aquí, así que pienso que algunos ejemplares ya vienen de fuera. Con lo de comunes no quiero decir, ni mucho menos, que se vean por todos lados. De hecho solo he visto 4/5 ejemplares pero, hoy en día y por desgracia, este es un número estupendo aquí... 
Nos estamos cargando la tórtola. Bueno ¡qué cojones! se la están cargando porque yo no he matado una en mi vida, ni he echado herbicidas al campo, ni he contaminado el agua (conscientemente), ni he introducido especies alóctonas en la naturaleza. No he colaborado en fomentar los problemas que están llevando, a una de nuestras especies más comunes hasta no hace muchos años, a la extinción. Si las administraciones no hacen nada, en pocas primaveras, nos quedamos sin el familiar canto de las tórtolas en los montes y sin el veloz vuelo de esta pequeña paloma por entre las choperas de los ríos. La famosa Media Veda, debería ser abolida con inmediatez, tanto para le codorniz como para la tórtola europea.
Foto de un adulto.

Y foto de un joven (fijaros que carece de la luna lateral en el cuello) que es muy probable que no vuelva el año que viene ya que habrá muerto antes.

También he notado un aumento en el número de anátidas, sobre todo, en dos especies: cerceta común y cuchara europeo.
En cuanto a las reproductoras aquí y los residentes, también he disfrutado con alguna de ellas. Una joven garza imperial a la que sorprendí al girar en un recodo de un carrizo y levantó el vuelo. Y de los residentes, lo mejor, las observaciones de rascón una vez más. Creo que este es de los mejores sitios de Zamora para verlos. No digo para detectarlos, ya que es un pájaro relativamente común y bien distribuido sino hablo de observaciones directas y de no conformarnos con oír su estridente reclamo. Y verlos bien, nada de observaciones fugaces entre la vegetación acuática. Con el telescopio se disfrutan de lujo, a pesar de la distancia. 
Este se acicalaba tranquilamente con los primeros rayos del sol mañanero. Estaba, medido con el Google Earth, a 185,86 m. Lo de la foto, pues cosas de la Lumix... (está solo con el 60x de zoom).

Y una de las joyas del lugar que se deja ver muy, muy bien, el somormujo lavanco.


Y acabo con un juego de identificación (abstenerse expertos). ¿Qué especie de pato son los de la foto? Son dos aves juveniles mostrando el plumaje típico de estas fechas.

jueves, 11 de septiembre de 2014

¡¡I like the movement!!

No tengo noticias frescas ya que no he salido al campo, salvo lo que puedo disfrutar mientras trabajo que, por desgracia, estos días no ha sido mucho (el disfrute, no el curro).
En el mundo ornitológico se nota ya mucho movimiento. Hay especies de paseriformes que están viviendo su pico de paso postnupcial estos días como: papamoscas cerrojillo, papamoscas gris, tarabilla norteña, curruca zarcera, curruca carrasqueña, carricero común, mosquitero musical, etc... Además nos estamos despidiendo de las que han pasado la primavera y el verano con nosotros como me sucede con las últimas oropéndolas o los últimos milanos negros, entre otros.
Los andarríos grandes copan casi cualquier punto con agua. El máximo que he anotado son 6 ejs. juntos en la gravera de Villaguer, en Toro. Uno de ellos, este.

Aquí también, un día, hubo un par de garcetas comunes que bajaron, de lo más alto del cielo, a tomar posesión del lugar mientras yo estaba allí, o sea, recién llegadas.


Y estos 4 combatientes jóvenes, reposando durante su viaje migratorio.


El que puede ser mi último milano negro (derecha) hasta el próximo mes de marzo, bajo una de las tormentas de estos días.

Otros pájaros de interés han sido: 3 chotacabras grises la madrugada del día 10, en Toro y Pozoantiguo (llevaba semanas sin ver ni oír uno) y 1 cigüeña blanca sobre Toro, el día 08 (lo mismo que los chotacabras).
Pero la mejor observación de estos días no ha sido la de un pájaro sino de algo con pelo. Y es que la noche del 09 al 10 de septiembre, y gracias a la de kilómetros nocturnos que hago, pude disfrutar por unos segundos de un turón en un paraje de una cercana localidad al municipio donde vivo. Además, un rato más tarde, también disfruté de un fugaz tejón en un lugar habitual donde suelo verlos.
Por supuesto, en esas condiciones no pude hacerle fotos así que he sacado uno de esos dibujos clásicos para ilustrar mi mejor cita de los últimos días. Está extraído de www.vertebradosibericos.org.

Y aunque ya estaréis un poquito hartos a estas alturas, yo también hice fotos de la última superluna de este verano. Primero, saliendo, en el atardecer del día 08.

Y justo antes de ponerse, en la mañana del día 09.

Y las tormentas producidas por esas enormes nubes de evolución...