lunes, 1 de septiembre de 2014

31/08/2014. Siguen el pato colorado y la cerceta carretona

Ayer día 31, aprovechando una visita a Zamora, paré un rato en las graveras de Coreses a ver si había novedades y con un objetivo claro. 
Quería recorrer una pequeña pradera de juncos en busca de buscarlas pintojas, especie que ya se había citado aquí y que adora este tipo de hábitat para utilizarlo en migración.
Estuve de 07:30 a 11:00 horas y conseguí observar 57 especies de pájaros, lo que habla en favor de la importancia de lugares como estos. Tras la explotación de una gravera es muy importante que se haga una reconversión y se transforme en un lugar de cierta calidad ambiental. Estos ecosistemas artificiales han demostrado ser muy efectivos en cuando a la importancia que tienen para la fauna, ya sea local o de aves que las utilizan durante el paso migratorio o la invernada. El complejo de graveras de Coreses, es un claro ejemplo de ello.
Con las primeras luces, levanté una buscarla pintoja en el lugar indicado aunque, sinceramente, esperaba haber visto más. Por lo tanto, el objetivo del día estaba cumplido y ya solo me quedaba repasar las graveras más importantes para ver si las estrellas de días anteriores (tarro canelo, pato colorado y cerceta carretona) seguía en el lugar o si había alguna otra novedad.
El tarro no lo he visto pero a los otros dos sí. Además, ambos, se han mostrado mucho mejor que el día 26, cuando los descubrí (aunque ya dije que el colorado es probable que sea uno de los nacidos aquí). En Zamora tenemos muy poquitas citas de cercetas carretonas en el paso postnupcial y es una buena oportunidad para ver jóvenes y adultos en plumajes de transición (eclipse).
Unas fotos del pato colorado juvenil.



Y la cerceta carretona, también un juvenil.



Estas graveras albergan muchas especies catalogadas como de interés y de las que este día pude ver algunas como avetorillo o aguilucho lagunero. Pero, además, es lugar habitual de alimentación de la garza imperial y es frecuentada por limícolas. Entre estos últimos hoy había novedades, concretamente, 3 archibebes claros.
Las aves de carrizal son de las más beneficiadas en este lugar, como esta joven gallineta común que se soleaba entre zampullines comunes.

viernes, 29 de agosto de 2014

27/08/2014. Veinte cigüeñas negras en Ricobayo

Nueva visita al embalse de Ricobayo, en varios puntos, con el objetivo de disfrutar del paso de las cigüeñas negras. Este es el mejor enclave de la provincia de Zamora para ver la especie en estas fechas. Es más, me atrevería a decir que es el mejor para ver a la negra durante todo el año. 
En Zamora tenemos una pequeña población reproductora en las arribas y cañones del Duero, en el suroeste provincial principalmente. Verla en este lugar es fascinante pero se vuelve huraña y tímida y solo puedes disfrutarla en un cicleo en el cielo o evolucionando a ras de agua entre los cañones. Con cuidado, si conoces un nido, podrás verla con más detenimiento.
Pero por suerte, en Zamora, descansan algunas de las cigüeñas negras centroeuropeas y Ricobayo les presta sus aguas y sus orillas durante los meses de agosto y septiembre para que descansen de su largo periplo hasta África. Ahora mismo estamos en el mejor momento para verlas. Aquí no se muestran tan desconfiadas y huidizas como en sus lugares de reproducción, por lo que pueden verse con cierta facilidad y comodidad.
Animado por las observaciones, ya copiosas, de varios compañeros pajareros de la provincia, visité las orillas del pantano con compañía de Carlos Ramírez. Así, en este día, contamos hasta 20 ejemplares. El máximo hasta hoy había sido de 16, el día anterior. Y, seguramente, la marca de 20 no tardará en quedarse obsoleta durante las dos próximas semanas.
La mayoría eran jóvenes de este año y el grupo más numeroso que vimos fue de 13 ejemplares.
Esta primera, era uno de los pocos adultos.

Y este, en compañía de una garza real, otro de ellos aunque el contraluz impide apreciarlo con facilidad.

En cambio, estos tres que descansaban en la lejanía, era jóvenes.

Aquí, uno de cada. Joven arriba y adulto abajo (es el mismo que el de la primera foto).

Cuando llevábamos contados 17 ejemplares y ya nos íbamos, 3 cayeron de lo alto del cielo para posarse en una pequeña ensenada. Son los de esta foto, recién llegados.

Además de las cigüeñas, también disfrutamos de algunos limícolas. Al final, entre toda la mañana y visitando orillas de Montamarta y Santa Eulalia de Tábara, anotamos 12 especies de limícolas, repartidos así (totales):
correlimos común (17), correlimos menudo (2), combatiente (2), avefría europea (1), aguja colinegra (2), andarríos chico (121), andarríos grande (7),  andarríos bastardo (1), chorlitejo grande (6), chorlitejo chico (7), archibebe común (2) y archibebe claro (2).
Una de las agujas colinegras.

Los dos combatientes.

Aguja colinegra, correlimos comunes y andarríos chicos.

Otros números interesantes fueron: gaviota reidora (262, solo en Montamarta), somormujo lavanco (112, solo en Montamarta), garza real (72, solo en Montamarta) o espátula común (una treintena, sin contar).
En Santa Eulalia había 2 garcetas grandes y otras 2 garcetas comunes. También una de estas últimas, en Montamarta, la de la foto, un adulto.

Al resto de aves no les hicimos mucho caso. Pero esta preciosa águila calzada posó unos segundos para nosotros y no se puede perder la oportunidad.

Termino con una foto de hace unos días. Es una guardería de garcetas comunes y martinetes que me encontré en Timulos, Toro. Aves muy jóvenes "recién horneadas" (que diría mi amigo Xabi Varela).

Detalle de dos jovencísimos martinetes. ¡Vaya cara de mala ostia que se gastan! Parecen dos matones...

martes, 26 de agosto de 2014

26/08/2014. Más novedades en Coreses

Pues el complejo de graveras inundadas de Coreses sigue dándonos sorpresas. Si hace dos días, Alfredo Hernández y Maribel Martín, descubrían un tarro canelo, hoy me ha tocado a mi sacar nuevas especies de interés.
He podido ver al tarro pero solo en vuelo y brevemente. Después de estar una hora en el lugar ha salido volando de una zona de aguas abiertas rodeada de carrizal, pero que no se ve, al paso de un aguilucho lagunero, junto a un grupo de azulones. Debió moverse a otra de las charcas cercanas.
Un rato después he descubierto, juntos en el mismo lagunajo, a un pato colorado y a una cerceta carretona. El primero es probable que pertenezca a la pollada que nació aquí y que supuso la primera cita de cría conocida para la provincia de Zamora. La cerceta es la segunda que veo de esta especie en este paso postnupcial, algo que no me había pasado antes, ya que es una especie muy escasa en paso otoñal.
He tenido suerte y estaban en una de las graveras más pequeñas, por lo que la distancia no ha sido mala para hacerles unas fotos.
Aquí el pato colorado.




La cerceta ha sido mucho más tímida, permaneciendo gran parte del tiempo entre la vegetación acuática de las orillas. Pero he conseguido pillarla en una de sus salidas.

He conseguido anotar 53 especies de aves en el rato que he estado y que, creo, está muy bien. De interés también, mi primer pechiazul del paso postnupcial y el poder disfrutar un buen rato con las evoluciones del siempre tímido rascón. De rapaces: culebrera europea, águila calzada, busardo ratonero, cernícalo vulgar, aguilucho lagunero y alcotán europeo. Los limis, muy flojos, con: andarríos chico y grande, chorlitejo grande y chico y una sola cigüeñuela, aunque este sitio tampoco es el mejor.
He visto hasta 3 alcaudones reales. Uno de ellos, el de la foto.

Y como colofón final y mientras charlaba con Alfredo Hernández y Emmanuel D'Hoore después de encontrarnos, vimos 5 galápagos leprosos en su lugar habitual aquí.
En las fotos, 2 de ellos, de gran porte.

Añado que ayer, 25 de agosto, pude ver un armiño en la localidad de Villavendimio, en la comarca toresana.

domingo, 24 de agosto de 2014

24/08/2014. Tarro canelo en Coreses

Esta mañana, sobre las 13:00 h., algunos pajareros zamoranos recibíamos aviso, a través del grupo de WhatsApp "El Picanzo", de que habían descubierto un ejemplar de tarro canelo en una de las graveras de la localidad de Coreses. Los observadores y descubridores: Alfredo Hernández y Maribel Martín.
A mi me ha pillado trabajando pero, por suerte, no tenía ninguna obligación al acabar y, en cuanto he terminado el turno, he salido para el lugar ya que me queda a 10 minutos. La hora era horrible, las 14:30 h., pero para ver a una especie como esta, daba igual.
Con este pato siempre hay que tener prudencia y no descartar un origen doméstico, ya que es común en muchas colecciones de anátidas, tanto en lugares públicos como privados. Pero este año parece que está siendo bueno en cuanto a observaciones veraniegas de la especie. Hace unas semanas y a raíz de una observación de 2 ejs. en Asturias (López Velasco, D.), se abrió un debate en el foro asturiano sobre la posible procedencia de aquellos ejemplares. Parece que las observaciones veraniegas tienen cierto peso a la hora de barajar la posibilidad de que sean ejemplares silvestres procedentes de los núcleos poblacionales de la especie, tanto en Europa oriental como en la parte más occidental de Asia (Ucrania, Turquía, Chipre, alrededores del mar Negro y entre este y el mar Caspio, Georgia, Azerbaiyán, etc...).
Nuestro ejemplar es un ave joven, con un plumaje en perfecto estado, que carece de anillas, vuela perfectamente, tiene un carácter huidizo muy acentuado y está asociado de cerca a un grupo concreto de anátidas (azulones en este caso). Todo esto, unido a la teoría de una llegada desde el Paleártico más oriental, hace que podamos pensar en que sea un ave salvaje. Siempre, por supuesto, teniendo en cuenta la cantidad y la popularidad de esta especie como un ave de colección.
Dejo unas imágenes.



Poco más en este lugar. Algunos limícolas: chorlitejos grande y chico, correlimos común, cigüeñuela común, andarríos grande y chico y mi primera agachadiza común del paso migratorio. También, en los alrededores, mis primeros papamoscas cerrojillos del año.
 De interés, un buitre negro volando a lo lejos y al que pude hacerle una foto "hipertestimonial" gracias al superzoom de la Lumix.

Por completar aprovecho a contaros que en la tarde de ayer, 23 de agosto, y a última hora (20:30-21:50 hrs.) estuve en el cercano teso de La Horca, localidad de Villalonso, en el alfoz toresano. El lugar me brindó buenas observaciones de: elanio común (1p.), ganga ortega (10 ejs.), avutarda común (1 ej., nunca la vi aquí arriba) y búho campestre (5 ejs.). Estos últimos con observaciones a poquísimos metros (mínimo de 3) pero ya con muy poca luz. Me divertí viendo como perseguían a los trigueros que iban a los dormideros, a alguna urraca y, sobre todo, a los elanios.  Uno de ellos se posó no muy lejos y pude hacerle una foto pero, como soy muy perezoso, sin trípode ni nada...

jueves, 21 de agosto de 2014

18/08/2014. Embalse de Ricobayo, Montamarta

Como ya he contado en entradas anteriores el recurso que nos queda en Zamora durante el verano, a los que nos gustan las aves acuáticas, es visitar embalses. Y el mejor de ellos, tanto por la facilidad para visitarlo como por las aves que alberga, es el de Ricobayo, formado por el río Esla. Es un gran embalse, sinuoso y con muchos recodos que aquí llamamos "colas", orientado de norte a sur y con ensenadas a ambos lados del mismo. A mi me recuerda a una raspa de pescado de dibujos animados.
Es en el fondo de estas colas donde están las especies de aves que más interesan en este paso postnupcial, los limícolas. Sus aguas son más someras, se forman grandes playas de arena y es donde se depositan todos los nutrientes que han llegado durante el resto del año.
Así, el pasado día 18, visité las orillas correspondientes al término municipal de Montamarta. Concretamente sus dos colas: la del mismo pueblo y la del "prao Rosinos". La tarde la acabé en la zona que, localmente, denominamos "el ensanche", por ser la parte más ancha de todo el embalse. 
En la cola de Montamarta, durante las semanas anteriores, varios colegas han citado buenos números de limícolas y, entre ellos y de interés, un correlimos de Temminck que este día no estaba. Lo que yo vi aquí fue lo siguiente, en cuánto a este grupo de aves:
Andarríos chico (31 ejs.), andarríos grande (5 ejs.), andarríos bastardo (1 ej.), correlimos común (13 ejs.), archibebe común (1 ej.), chorlitejo grande (5 ejs.) y chorlitejo chico (6 ejs.).
Un poco flojo pero con lo suficiente como para entretenerse. La hora (19:00) no era la mejor pero, seguramente, en los próximos días se vean más cosas, a medida que avance el paso. Algunas fotos.
Correlimos común, juvenil.

Chorlitejo chico, también juvenil, con correlimos común.

Y dos chorlitejos grandes, ambos adultos.

En este lugar, también, un grupo de 25 gaviotas reidoras y una treintena de lavanderas boyeras entre las que había varios ejemplares de la subespecie centroeuropea flava. Aún buenos números de avión zapador y, con ellos, los últimos vencejos comunes.
Foto de un par de reidoras adultas.

En la cola del "prao Rosinos" menos variedad de especies pero más cantidad. Así, había varias decenas de azulones (no los conté) y otras tantas de cormoranes grandes. Lo que sí conté fueron las ardeidas, arrojando buenos números: garza real (67 ejs.) y garceta grande (3 ejs.).
En las siguientes fotos dos de las tres garcetas grandes, fotografiadas a centenares de metros, haciendo rendir a la Lumix.


Y una de las estampas típicas de estas fechas en cualquier esquina somera de este embalse, a la pesca del abundantísimo, a la vez que dañino, alburno (Alburnus alburnus). Garzas reales, cormoranes grandes y azulones, estos últimos solo de descanso.

El ensanche me ofreció pocos pájaros ya que, cuando llegué, ya quedaba muy poca luz. Solo el dormidero de gaviotas que se forma aquí me dejó estimar unos 100 ejs. aunque, nos consta, que está formado por más del triple.
La nota de interés fue que, bajando, me encontré a dos elanios poniéndose morados de topillos. Me dejaron tomar alguna foto. Tened en cuenta que están hechas con la Lumix y esta no es, precisamente, la mejor cámara para hacer fotos en vuelo. Pero bueno, alguna sirve para ilustrar el momento.
Cernidos para localizar los roedores.


Y momento de lanzarse a por la presa.

Unas tomas para describir el lugar, por aquello de que una imagen vale más que mil palabras.
Esta es la ermita de la Virgen del Castillo, junto al pueblo de Montamarta. Justo hasta aquí llega ahora mismo el agua aunque, en invierno, avanza mucho más adentro. Aquí es donde estaba el grupo de limícolas.

Y esta es una panorámica de la cola del pueblo completa. Al fondo podéis ver la ermita de la foto anterior.

Y el atardecer en el ensanche. Aquí, el 30 de agosto de 2011, Alfredo Hernández, Emmanuel D'Hoore y yo vimos 3 ostreros. Tras esta especie andamos...
En el pico que se ve justo enfrente, se forma el dormidero de gaviotas.

Y un pantallazo del Google Earth para que os hagáis una idea aérea del lugar, con las orillas que recorrí este día 18 de agosto.
Volveremos.

viernes, 8 de agosto de 2014

Citas más interesantes en Zamora. Julio 2014.

RESUMEN
Después de varios meses gloriosos, Julio llegó con las rebajas. Y como yo estoy de vacaciones, este mes no hago resumen porque, además, no hace falta...
¡Feliz verano! A ver lo que trae agosto...

ÍNDICE DE ESPECIES Y OBSERVACIONES
Zampullín cuellinegro: 8 ejs., todos jóvenes, en la Salina Grande, Villafáfila, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 09 (Cristian Osorio) y 1 solo ej., el día 17 (Cristian Osorio), el día 26 (Alfonso Rodrigo), el día 28 (Svend K. Petersen); 1 ej. jov. en el azud de Santa Eulalia de Tábara, el día 12 (Alfonso Rodrigo y Cristian Osorio).
Foto: Cristian Osorio

Garceta grande: 3 ejs. en el río Esla, a la altura de San Cebrián de Castro, el día 12 (Alfonso Rodrigo y Cristian Osorio) y 4 ejs., el día 26 (Alfonso Rodrigo).
Cigüeña negra: 2 ejs. en Santa Eulalia de Tábara, el día 01 (J.Alfredo Hernández y Emmanuel D'Hoore); 1 ej. en el embalse de Cernadilla, Puebla de Sanabria, el día 13 (Hipólito Hernández).
Espátula común: 12 ejs. en Santa Eulalia de Tábara, el día 01 (J.Alfredo Hernández y Emmanuel D'Hoore) y 14 ejs., el día 12 (Cristian Osorio y Alfonso Rodrigo).
Buitre negro: 1 ej. en Ferreras de Abajo, el día 08 (J.Alfredo Hernández y Emmanuel D'Hoore); 2 ejs. entre Vega de Tera y Vega de Conde, Porto, P.N. Lago de Sanabria, el día 24 (Hipólito Hernández); 1 ej. en San Pedro de las Herrerías, el día 25 (Javier Talegón); 1 ej. en Villalcampo, el día 29 (Cristian Osorio, Svend K. Petersen y J.Alfredo Hernández); 1 ej. en Moral de Sayago, el día 29 (Cristian Osorio, Svend K. Petersen y J.Alfredo Hernández).
Correlimos tridáctilo: 1 ej. en la Salina Grande, Villafáfila, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 28 (Svend K. Petersen).
Gaviota cabecinegra: 2 ads. con 1 juv. en la Salina Grande, Villafáfila, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 06 (J.M. San Román y J.A. Casado Coco).
Gaviota patiamarilla: 6 ejs. en varios puntos de la R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 12 (Alfonso Rodrigo y Cristian Osorio), 1 ej., como mínimo, el día 17 (Cristian Osorio) y 1 ej. solo, el día 26 (Alfonso Rodrigo).
Vencejo pálido: 6 ejs. en San Martín del Pedroso, el día 27 (Víctor Salvador, Inma Rojo, Fabio Flechoso, Isabel González y Cristian Osorio).
Carraca europea: 1 ej. junto al casco urbano de Villafáfila, R.N. Lagunas de Villafáfila, el día 29 (Cristian Osorio).

FUENTES
"El Picanzo" WhatsApp
Foro NaturZamora

lunes, 28 de julio de 2014

26/07/2014. Alternativas al postnupcial

Villafáfila acabó de secarse. Las dos últimas semanas, a pesar de haber tenido un paréntesis de 2 días de lluvias, han tenido unas temperaturas propias de la estación en la que estamos. Ni olas de calor ni nada, simplemente, lo que viene siendo un verano. Hemos tenido máximas en la zona de 36ºC lo que hace que el agua de la Reserva se evapore con mucha rapidez. La Fuente, Paneras, La Rosa, El Roal y la zona de La Parva, ya estaban secas. Barillos parecía que iba a aguantar pero ha sido imposible y ya es barro y polvo. Solo la Salina Grande conserva dos puntos, uno en la zona que denominamos "la rasa"y otra en el desagüe de la balsa de la depuradora que se hizo, entre otras cosas, para dejar esta hectárea de lámina durante el estío. Por supuesto la propia balsa también tiene agua y tendrá todo el verano.
Los asiduos a este espacio, y los amantes de las rarezas en general, recordaréis el gran paso postnupcial de 2012 aquí cuando pudimos disfrutar de, nada menos, 2 correlimos canelos y 4 correlimos pectorales. Bien pues las condiciones que hay ahora mismo en el lugar son exactamente las mismas que teníamos entonces. Eso sí, habrá que esperar. Uno de los canelos cayó el 13 de septiembre y el otro el 30 del mismo mes, además el primero fue en mayo de ese año (Osorio, C., Rodrigo, A. et al.). Los pectorales fueron todos entre el 15 de septiembre y el 07 de octubre, siendo el máximo de 3 ejemplares el día 04 de octubre (Rodrigo, A., Osorio, C., Fernández Ugarte, J.A. et al.). Si el año hidrológico es normal, para entonces la situación debería mejorar y haber algo más de agua pero veremos a ver como viene...
Lo que parece claro es que, de momento, habrá que empezar a controlar el lugar de manera masiva. 
¿Y qué es lo que hace de una hectárea de agua de 2 cm. de profundidad algo tan atractivo para las aves limícolas? Pues, básicamente, que es el único punto de agua ideal para ellas en varios kilómetros a la redonda. Solo algunos puntos del cercano embalse de Ricobayo pueden ofrecerles algo parecido pero, todo lo que pase volando por aquí con patas y pico largos, es probable que baje en algún momento.
En esta visita no había mucho que llevarse al telescopio. Lo más interesante un juvenil de zampullín cuellinegro que aún queda en la balsa, supongo, de los nacidos aquí este año sin precedentes para la especie.

En el lugar quedan pollos de porrón europeo de varias edades. En la imagen, uno de los más pequeños.

De interés también, ya en la propia salina, 1 gaviota patiamarilla (2ºcy) entre 8 gaviotas sombrías. En la imagen, las dos sombrías que estaban más cerca de mi posición.

La tercera anotación en el cuaderno de campo aquí fue mi primer carricerín común del paso postnupcial, un ejemplar en la vegetación acuática de la balsa.
Y cuando Villafáfila se seca, los amantes de las aves acuáticas tenemos que buscarnos un sucedáneo. Uno bueno nos queda muy cerca de aquí, como he dicho antes, el embalse de Ricobayo. Así que puse rumbo a una de sus zonas. Por el camino retraté a alguno de los habitantes de la estepa cerealista que aguantan los calores del verano.
Aguilucho cenizo, macho adulto.

Liebre ibérica.

Estuve en las orillas de Santa Eulalia de Tábara, uno de mis lugares favoritos y que tantas alegrías nos ha dado últimamente, durante los últimos años (gaviota de Audouin, charrán patinegro, charrán común, garcilla cangrejera, gaviota patiamarilla y, años atrás, ostrero, gaviota enana o charrancito). El embalse de Ricobayo tiene muchos puntos donde buscar pájaros pero, quizá, este sea uno de los más frecuentados por los pajareros zamoranos. A ver si durante este verano lo prospectamos bien.
Ya en Santa Eulalia, visité dos lugares. Primero un ensanche aguas abajo de la presa donde, con la bajada del nivel del río, se han formado unas enormes playas y, después, a la desembocadura del arroyo de La Burga, donde hay unos limos excelentes.
En el primer sitio vi lo siguiente:
garceta grande (4 ejs.), ánade azulón (972 ejs.), cerceta común (1 ej.), somormujo lavanco (14 ejs.), garza real (11 ejs.), andarríos chico (+20 ejs.), garceta común (2 ejs.), garcilla bueyera (4 ejs.), gaviota sombría (2 ejs.), avefría europea (16 ejs.), cormorán grande (+400 ejs.) y gaviota reidora (3 ejs.). Esto en cuanto a acuáticas.
Aquí una de las garcetas grandes, al otro lado del río, en t.m. de Granja de Moreruela.

Parte del grupo de cormoranes grandes antes de emprender el vuelo.

Cerca, un críalo joven que era alimentado por cornejas.



Y una toma de una de las orillas. Este sitio promete mucho si aguanta este nivel...

Pero lo bueno quedó para el final. En la desembocadura de La Burga había bastante movimiento de limícolas. Hoy ya pude ver 9 especies diferentes, incluidos mis primeros andarríos bastardos y chorlitejo grande del paso postnupcial. Lo que había en este lugar quedó repartido así:
garceta común (3 ejs.), gaviota reidora (15 ejs.), andarríos bastardo (2 ejs.), cigüeñuela común (11 ejs.), chorlitejo chico (2 ejs.), combatiente (7 ejs.), archibebe común (2 ejs.), avefría europea (71 ejs.), andarríos chico (89 ejs.), chorlitejo grande (1 ej.) y andarríos grande (1 ej.).
Uno de mis dos primeros andarríos bastardos de este paso migratorio.

Parte del grupo de cigüeñuelas con uno de los archibebes comunes.

Combatientes con avefrías.

Chorlitejo chico, siempre tan agradecidos.

Avefrías, combatientes y gaviota reidora.

En la comarca toresana también ha habido movimiento estos días, en algún punto de agua.
Se están viendo cigüeñuelas en la gravera de Villaguer y en las balsas de Azucarera, en Toro. También notorio el paso de andarríos grande y chico. Incluso, en la gravera, el día 27 había un adulto de correlimos común.
Hace unos días, un elanio común adulto en el teso de La Horca, en Villalonso.
En la imagen, una de las cigüeñuelas de Villaguer.