viernes, 24 de abril de 2015

23/04/2015. Archibebe patigualdo chico en Villafáfila

Ayer, día 22, en un paso fugaz por Villafáfila, Daniel L. Velasco, junto a Adolfo Villaverde y Nacho Castelao, descubrió un archibebe patigualdo chico Tringa flavipes en la laguna Salina Grande de la R.N. Lagunas de Villafáfila. Inmediatamente me llamó por teléfono para darme aviso de la observación, algo que es de agradecer de verdad. La prontitud en estos casos es importante. De hecho, no me acerqué en el momento porque no pude por motivos familiares, si no, me habría dado tiempo a verlo ayer mismo, perfectamente.
Esta supone la segunda cita para la Reserva y para la provincia de Zamora. Aunque, depende de como se tome, podría ser la primera ya que la anterior no está homologada por el Comité de Rarezas de SEOBirdlife. Se produjo el 26 de febrero de 1995.
Yo estaba en la orilla de la gran laguna justo con la salida del sol, sobre las 07:45 hrs. Bueno, lo de la salida del sol hoy era relativo ya que la mañana amaneció con muchas nubes y casi no se hizo la luz hasta las 09:30 h. Además, los que visitáis el lugar, ya sabéis como se ven los pájaros aquí normalmente. Suelen estar entre Cracovia y Birmingham (¡ese Álex!), es decir, atpc. Resumiendo, que a pesar de haber estado de 07:45 a 10:45 con el archibebe, solo pude verlo y disfrutarlo bien a ratos, por culpa de la falta de buena luz y la distancia (350-450 metros), y al final de mis estancia allí. No lo perdí en ningún momento salvo algún vuelo rápido que dió pero relocalizándolo al segundo. Quizá el verlo en unas condiciones un poco extremas durante tanto rato me haya permitido aprender cosas de él, de su manera de alimentarse, de su manera de moverse, de su silueta de vuelo, de su reclamo, de sus diferencias de tamaño y estructurales comparándolo con un archibebe común, etc... Esto último era muy pedagógico en los momentos de total contraluz. La silueta es muy diferente entre ambas especies. Ya había visto antes a esta especie en España, en muchas mejores condiciones que este, pero nunca me había parado a observarlo de verdad como hoy.
Las fotos que he podido hacerle pues son de aquella manera... aunque creo que sirven para identificarlo con relativa facilidad, quien tenga experiencia previa con la especie.



Aquí lo vemos junto a un archibebe común donde podemos ver la diferencia de tamaño y estructura.

Y aquí una foto hecha por la tarde. En este punto de observación, que es el mismo en el que estuve yo por la mañana, la tarde ofrece una luz inmejorable. Además el pájaro estaba más cerca lo que permitió, a los observadores que pudieron ir en este momento, ver al pájaro mucho mejor que yo. Como ejemplo os pongo una foto del amigo J.Alberto Fdez. Ugarte donde podréis ver bien al Tringa flavipes. Seguro que el clan Ugarte nos pone más fotos en la crónica que hagan de su visita en su magnífico blog Birding León.

Con la estrella de la jornada en el telescopio no dediqué mucho más tiempo a mirar el resto de avifauna, solo lo que se me iba cruzando en el campo visual. Como más interesante, vi bajar una gaviota cabecinegra de 2ºcy. que apenas aguantó unos segundos antes de irse con las dos reidoras que la acompañaban a alimentarse detrás de un tractor que estaba arando en la lejanía. 
De otros limícolas había: varios combatientes (algún macho en bonito plumaje nupcial), correlimos común, correlimos zarapitín, chorlito gris, archibebe común...etc. También vi un momento un macho de cerceta carretona que podría ser el que anoté en mi visita de hace dos días.
Y para los que hayáis leído hasta aquí, contaros que la visita de hoy ha sido la nº 300 de mi vida a la R.N. Lagunas de Villafáfila. Pensad que antes de mi regreso a la provincia (en abril de 2011), no llegaba a las 100 por poquito. Creo que no hay mejor modo de celebrarlo que añadiendo una especie nueva a mi lista del lugar, que hace la 236. Y ¿cuál es el símbolo de la Reserva? La imponente avutarda. Este barbón caminaba no muy lejos de la carretera a mi vuelta.

miércoles, 22 de abril de 2015

21/04/2015. Quince especies de limícolas

Nueva visita a la Reserva Natural, esta vez, de mañana aunque sin madrugar. El paso está bastante parado y no se notan muchas novedades desde mi visita anterior, el día 14.
Centrado nuevamente en los limícolas, solo he contado una especie más que en aquella jornada. Eso sí, varias de ellas difieren entre un día y otro.
Como he estado poco tiempo no me he parado mucho a contar, salvo casos puntuales. Estos son los limícolas anotados: avefría europea, chorlito gris (1), chorlitejo patinegro (2), chorlitejo grande (8), chorlitejo chico, avoceta común, cigüeñuela común, combatiente (49), archibebe común, archibebe claro (2), archibebe oscuro (2), correlimos zarapitín (2), correlimos común (3), correlimos menudo (1) y andarríos chico.
Sin duda lo más interesante son esos dos chorlitejos patinegros, especie regular pero cada vez más escasa y rara en paso prenupcial. Recordemos que llegó a criar aquí hace años, siempre puntualmente, dependiendo de los ciclos hidrológicos.
Todas las especies presentan números muy escasos (llegando a irrisorios) salvo cigüeñuelas, avocetas y los andarríos chicos. Estos últimos hoy también eran muy abundantes.
Quince especies de limícolas no están mal para un humedal interior pero estamos lejos del número que podremos alcanzar en los próximos días, suponiendo que el agua no se acabe antes. Como véis en las fotos, la situación ya es crítica.
Chorlitejo patinegro.

Avocetas.

Cigüeñuela común.

Los dos únicos correlimos zarapitines que vi.

Este con chorlitejos grandes que son, exactamente, la mitad de todos los que había en la Reserva.

El único correlimos menudo.

Dos de los tres únicos correlimos comunes.

Uno de los, abundantes hoy, andarríos chicos.

Y otras cosas de interés:
Un macho de cerceta carretona. En la foto, junto a un archibebe oscuro.

Mi primera tarabilla norteña del año.

Uno de los dos únicos fumareles comunes que había en el lugar. También son los primeros que veo este año, a nivel personal.

La primera pollada de ánsar común. Esta pareja tenía más pollos pero...

Una hembra de cernícalo primilla.

Pareja de porrones moñudos.

Y un triguero.

lunes, 20 de abril de 2015

4º Aniversario de El Pernil

Hace unos pocos días se cumplió el 4º Aniversario de vida de El Pernil, mi pequeña criatura. Desde el 17 de abril de 2011 este espacio ha intentado teneros informados de, principalmente, mis andanzas por el campo y transmitiros mi pasión por la naturaleza en general y las aves en particular pero, además, se ha forjado como uno de los principales canales de transmisión de la inmensa información que genera la provincia de Zamora al respecto. Esto último solo ha sido posible gracias a la desinteresada colaboración de todos los naturalistas de la provincia que aportan sus datos puntual, rápida y diligentemente a través de todos los cauces que tenemos: Foro NaturZamora, El Picanzo (WhatsApp provincial), BirdsCYL (WhatsApp regional), Facebook, etc... El Pernil no sería nada sin ellos así que, ¡GRACIAS!
Como todos los años por estas fechas os hago un resumen de las estadísticas del blog, simplemente, como curiosidad ya que está lejos de los blogs más importantes del país en cuanto a datos, por lo que no estamos para fardar mucho...
A día de hoy he publicado 422 entradas y El Pernil ha recibido casi 181.000 visitas (hoy mismo alcanzará esta cifra), algo que me hace sentir muy, muy orgulloso a pesar de que sea un número modesto. Son 161 los seguidores "declarados" así que mi más sincera gratitud para con ellos ya que, para mi, es un auténtico honor tenerlos conmigo y sentir su apoyo público.
En el "Birding Top 1000" de la prestigiosa Fat Birder, suele rondar el puesto 200, dependiendo de la cadencia con la que publique, siendo su mejor posición la 149.
Desde ese 17 de abril de 2011 he escrito sobre 401 especies animales, en su mayoría aves, pero también ocupan su lugar aquí los mamíferos, reptiles, anfibios y multitud de grupos de invertebrados. Todos ellos citados dentro de los límites de la provincia de Zamora y muchos de los últimos identificados gracias a la ayuda de compañeros de afición.
La entrada más visitada, a día de hoy, es: "Estrenando cámara. Panasonic Lumix DMC-FZ72", publicada el 03/02/2014. Parece ser que se ha convertido en un referente a la hora de que la gente se pase a las cámaras del segmento bridge y se informan de mis impresiones sobre este aparato, según me habéis comentado varios.
Los 10 países que más han visitado El Pernil hasta hoy son, por orden: España, Estados Unidos, Alemania, Rusia, Francia, México, China, Argentina, Venezuela y Reino Unido. Para hacerlo se han utilizado, mayormente, tres tipos de navegadores: Chrome, Firefox e Internet Explorer y en cuanto a sistemas operativos, los tres principales fueron: Windows, Android y Macintosh. La principal fuente de acceso ha sido a través de Google.
En fin, que no se que más deciros hoy. Que gracias por un año más y que espero poder volver a hacer una entrada como esta en el abril de 2016.
Para despedirme hoy y daros las gracias (por tercera o cuarta vez ya) he elegido a uno de los cantantes de la banda sonora de las mañanas zamoranas del mes de abril, la totovía.

miércoles, 15 de abril de 2015

14/04/2015. Correlimos de Temminck

Visita de tarde a Villafáfila, junto a Manu, para palpar si estos días de intenso cambio meteorológico con fuertes vientos del sureste nos están trayendo pájaros nuevos. Aunque en lo climatológico ha estado de perros, en lo pajaril ha sido una tarde bastante buena. Ambos hemos podido ver algunos estivales nuevos y hemos registrado 14 especies de limícolas (el verdadero termómetro del paso migratorio aquí). De esas 14 especies la mejor ha sido un precioso correlimos de Temminck que hemos descubierto a media tarde. Primero del año aquí.
La R.N. Lagunas de Villafáfila es, seguramente, el único punto de Castilla y León donde este ave es "regular" en paso (solo se puede considerar así en el prenupcial) y donde se puede "garantizar" su observación todas las primaveras. Antes tampoco fallaba en esta época en el, hoy denostado, Azud de Riolobos (Salamanca) y no se si en La Nava (Palencia) puede considerarse "regular". 
Unas fotos de este pequeño.



Otra pájaro de interés que tenemos en la Reserva es el zampullín cuellinegro que apareció el día 11. Hoy le hice una testimonial porque merece su imagen protagonista en la crónica.

Las otras 13 especies de limícolas fueron (hoy no contamos apenas): correlimos menudo, archibebe claro, archibebe común, combatiente, avefría europea, avoceta común, cigüeñuela común, chorlitejo chico, chorlitejo grande, aguja colinegra, andarríos grande, andarríos chico y agachadiza común.
En esta imagen, el único correlimos menudo que detectamos en el lugar.

Parte del pequeño grupo de agujas colinegras, junto a un par de cigüeñuelas.

Combatiente macho.

Andarríos chico.

Interesante también esta tórtola turca con genes de S. roseogrisea doméstica. La llevábamos controlando dos años en Villarrín pero parece que se ha mudado a Villafáfila, el pueblo vecino.

Otras aves interesantes del día fueron, 1 macho de cerceta carretona  y 1 fumarel cariblanco que hace el primero del año aquí. Personalmente me estrené con varios estivales: cuco común, mosquitero papialbo y vencejo común. Los aguiluchos cenizos ya eran numerosos entre Castronuevo y Villarrín y en este lugar también, a la vuelta, contamos hasta 4 búhos campestres y 2 más en la localidad de Fuentesecas.
Las pagazas piconegras ya son muy abundantes aunque, como no llueva bien, no criarán apenas.

Una abubilla, nota de color en un día tan gris.

Y una pareja de cercetas comunes que se pusieron a tiro y esto hay que aprovecharlo aquí, ya que suelen estar muy lejos.

Quiero aprovechar para contaros una pequeña salida que hice el día anterior, 13 de abril.
En una tarde soleada pero muy ventosa también, hice un recorrido para el trabajo del Atlas de Aves Reproductoras de España que, una vez más, coordina SEO/Birdlife. Elegí un trozo de la cuadrícula TL89 y, más concretamente, una zona llamada Las Contiendas, en términos municipales de Villalazán, Madridanos y Sanzoles. Las Contiendas es un farallón de piedra arenisca que se extiende sobre una gran llanura. Algunos estudios revelan que fue cantera romana de donde se extrajo material para construir Ocellu Durii, la ciudad que algunos especialistas sitúan en la actual ciudad de Zamora y, otros, en la villa de El Alba, entre Villalazán y Villaralbo.
Historia a parte, este es un rincón precioso que me queda muy cerca de Toro. Decidí pasar un par de horas esa tarde por ahí y dedicar, además, uno de mis ojos a las mariposas (a pesar de que la tarde no era ideal para estos pequeños invertebrados debido al viento) ya que un compañero del foro NaturZamora, y pope de los naturalistas zamoranos, está haciendo una recopilación y mapeado de todas las especies que tenemos en la provincia. Este es motivo suficiente para que los demás, en la medida de nuestras posibilidades en este mundo, pongamos nuestro granito de arena.
Magnífico este rincón.


Panorámica desde la base de la roca, a donde subí. Al fondo a la derecha se recorta, en la línea del horizonte, la familiar silueta del Teso del Viso (781 msnm), en la localidad de Bamba (nombre que recibe de Wamba, rey visigodo, en el s.VII, sucesor de Recesvinto), que se divisa desde la misma ciudad de Zamora, de la que dista apenas 15 km. También los historiadores sitúan en lo alto de este lugar la ciudad de Arbucala, que llegó a ser asediada por el gran Anibal en sus campañas.

En cuanto a las mariposas, logré identificar 12 especies (11 diurnas y 1 nocturna): Pieris rapae, Pieris brassicae, Euchloe crameri, Pontia daplidice, Inachis io, Papilio machaon, Coenonympha pamphilus, Pararge aegeria, Lasiommata megera, Lycaena phlaeas, Polyommatus icarus y Aspitates ochrearia. 
La nocturna pude identificarla gracias a la colaboración de Cristian Osorio.
Hay pocas más bellas, Inachis io.

Una de las más comunes ahora, la pequeña Lycaena phlaeas.

Y otra de las comunes, Coenonympha pamphilus.

La nocturna Aspitates ochrearia.

En cuanto a aves, nada fuera de lo normal. Me perdí a la estrella del lugar, el búho real, pero no fui capaz de dar con él. Soy pésimo para estas cosas.
Uno de mis favoritos aquí es la cogujada montesina. En este lugar podemos encontrar a las dos cogujadas ibéricas. De hecho antes de que fotografiara a esta montesina, había en la roca una cogujada común.
Esta montesina en particular tiene una deformación en su mandíbula superior que le hace parecer con un pico más largo. Ojo con estas cosas... Pero con el resto de rasgos, sobra para separar estas dos especies, más conflictivas de lo que parece.

La base de la alimentación de la fauna depredadora de esta comarca, junto al topillo campesino, el conejo.

Y mi acompañante en estas salidas, Muma contemplando la inmensidad de la llanura desde la atalaya que son Las Contiendas.

lunes, 13 de abril de 2015

11/04/2015. Híbrido de gaviota cabecinegra x reidora

El pasado día 11 hice una visita matutina a la R.N. Lagunas de Villafáfila. La mañana fue gris en su mayor parte, hasta cerca de las 14:00 horas en que se abrió el cielo y lució el sol, justo en el momento en que tenía que irme. Estuve solo la mayor parte de la jornada salvo el final que la compartí con Cristian y con Haritz Sarasa "El Campero Inquieto", ilustre visita llegada de Navarra.
Pero fue una pena que ellos llegaran justo en el momento en que desaparecía el pájaro interesante del día y que pude ver apenas 20 minutos antes de su llegada al lugar donde yo me encontraba en ese momento, el recinto del centro de interpretación. Eso sí, cuando se acercaban al punto, Cristian detectó de oído el paso de lo que para él era, en ese instante, una gaviota cabecinegra. Al momento le enseñaría las fotos del pájaro que yo había podido estar viendo bien durante 15-20 minutos en el lugar y que acababa de levantar y sobrevolarlos a ellos.
Me encontraba en el observatorio más alto del recinto, el que llamamos la torre circular, y me entraron varias reidoras por mi parte derecha, a mi altura visual. La última de ellas me llamó rápidamente la atención por tener la cabeza completamente negra, una capucha que bajaba más y diseño alar casi totalmente blanco, sin todos grises, salvo en la punta de primarias que tenía negro de mayor o menor extensión. En ese momento pensé que era una cabecinegra normal. No fue hasta que se posó a un par de centenares de metros de mi posición cuando vi que no era una cabecinegra típica. Su pico no era ancho y rojo "coral" como cabría esperar para un adulto de la especie en estas fechas sino largo, fino y oscuro. Su cabeza no era redondeada como en una cabecinegra tipo sino más bien tenía forma de pera. No era ligeramente más robusta que la reidora que la acompañaba y con la que, además, se hacía monerías, eran exactamente iguales en cuanto al tamaño. Su silueta en el agua y su línea de flotación también eran la misma. Pero su caperuza no era marrón como una reidora, era negra. Y la extensión del mismo no acababa en la zona occipital sino que bajaba más (sin llegar a la extensión de una cabecinegra). El reclamo no era de reidora sino más parecido al de cabecinegra ya que pude oírlo en varias ocasiones pues no dejaba de comunicarse con la reidora que le acompañaba. Después de titubear un poco y asegurarme de que la distancia no me estaba jugando una mala pasada, tenía bastante claro que esta gaviota compartía caracteres de dos especies, gaviota cabecinegra y gaviota reidora. 


Ya conocía más casos, sobre todo, había visto y leído sobre estos híbridos en algunas páginas de internet, con casos tanto en las islas británicas como en Europa. Según he podido consultar por ahí con los Masters of the "Gullniverse" de nuestro país, no se conocen muchos en España, pero alguno hay. Según me dice el gran Antonio Gutiérrez (Gaviotas y Anillas) ahora son más fáciles de detectar por estar en plumaje nupcial, algo lógico por otra parte.
Si ponéis algo así como "hybrids mediterranean gull" o "hybrids black-headed gull" en Google, veréis varios casos más en Europa pero no he encontrado ninguno en España, aunque, repito, sé que los hay.


Esta foto es ideal para ver el diseño cefálico de ambos, una reidora normal delante, y el híbrido.

El resto de la jornada fue bastante insulsa. Destacar que pude anotarme 12 especies de limícolas, algo menos de lo que debería ser para las fechas. Estas especies fueron, con sus números totales: avefría europea (sin contar), chorlitejo chico (sin contar), chorlitejo grande (29), chorlito gris (1), cigüeñuela común (105), avoceta común (sin contar), combatiente (61), correlimos común (3), archibebe común (7), aguja colinegra (17), andarríos chico (5) y zarapito real (2).
Un combatiente.

También de interés, dos espátulas anilladas. Pude observar tres así que pude leer el 66,666...% de las que había, ¡no está mal! (broma). Las lecturas son:  aBl[Z]/BW[Z] y WYBla/YBlYf. ¡Un cristo del copón! Supongo que serán holandesas.

En cuanto a anátidas, nada relevante. Controlamos los porrones europeos y moñudos de la Casa del Parque arrojando las cifras de 43 ejs. para los primeros y 7 ejs. para los segundos.
En la Salina Grande había 3 garcetas comunes descansando y 1 adulto de gaviota sombría. En la laguna de San Pedro, en Villarrín, oí rascones, siendo la primera vez que los detecto en esta laguna que, por otra parte, era de las pocas que me quedaban para anotar este rálido. 
En cuanto a rapaces diurnas, no me me comí nada digno y, de nocturnas, a parte de los omnipresentes mochuelos (incluido mi adorado Fonsito en su sitio), la mañana la empecé con dos búhos chicos que encontré en una alameda donde no los habíamos visto nunca. Uno de ellos se me puso a huevo (eso es a 15 metros en una rama totalmente despejada) pero, como andaba palpando el paso de paseriformes y el día estaba muy nublado, dejé la cámara en el coche. En el rato que fui a buscarla corriendo se me cambió de lugar y solo me dejó hacerle lo que veis en la imagen.
De paseriformes solo destacar el buen paso de curruca capirotada y mosquiteros, sobre todo ibérico, y con un par de musicales.