miércoles, 7 de septiembre de 2011

07/09/2011. Limicolada en Villafáfila

Ya llevamos siete días de septiembre y aún no había pisado las lagunas de Villafáfila. Eso es jugársela demasiado así que esta mañana temprano decidí ponerle remedio. Además he tenido la suerte de no estar solo, ya que quedé con el amigo José Miguel San Román (Pepe), gran conocedor de la Reserva también. Nos citamos al amanecer en el único sitio pajareable para acuáticas del lugar, la laguna de Barillos y, a eso de las 07:30 h. y con 8ºC en el termómetro, nos encontramos.
Las primeras luces iban dejando intuir lo que sería una orgía limicolera en toda regla. Al ser el único punto de agua de un basto secarral agostado (¿septiembreado?) por el calor, cualquier acuática en varios kilómetros a la redonda se deja caer aquí. También tenemos un par de hectáreas en la Salina Grande, en el desagüe de la balsa de decantación pero, tanto Pepe como yo, teníamos cosas que hacer a partir de media mañana y no disponíamos de tiempo más que para revisar bien Barillos y, antojo mío, intentar localizar unos sisones que se habían visto en un campo cercano unos días antes. En fin, que los primeros rayos del sol nos enseñaron nada menos que 17 especies de limícolas durante esta mañana, bueno, ese rato en realidad... no es mi récord personal (26) pero no está mal; repartidos de la siguiente manera:
- Combatiente: unos 60 ejs.
- Andarríos bastardo: 1 ej.
- Andarríos chico: muy abundante.
- Andarríos grande: una docena pero habría muchos más por el resto de la laguna.
- Archibebe común: muy abundante.
- Correlimos común: 30 ejs. aprox.
- Correlimos menudo: 40 ejs. aprox.
- Chorlitejo grande: 60 ejs. aprox.
- Avefría europea: 40 ejs. aprox.
- Agachadiza común: 1 ej. primera observación personal del postnupcial.
- Archibebe oscuro: 1 ej. joven.
- Aguja colinegra: 17 ejs.
- Correlimos tridáctilo: 3 ejs. jovs.
- Avoceta común: una veintena.
- Correlimos zarapitín: 2 ejs. jovs.
- Vuelvepiedras común: 1 ej. (no conseguí ver ninguno en primavera).
- Archibebe claro: abundante.
Además en la laguna también: garceta común (1), garcilla bueyera (3), espátula común (2), gaviota sombría (1 ad.), gaviota reidora (20 aprox.), miles de patos y una docena de garzas reales.
Luego nos dirigimos a los perdidos de Revellinos, un lugar que me gusta mucho para ver esteparias. Aquí lo mejor fue una cigüeña negra joven que nos sobrevoló dirección Tapioles, aunque supongo que entraría a Barillos. Pude tomarle unas imágenes para testimoniar el momento.
Además de avutardas, tuvimos la suerte de dar con los sisones, cinco, primero posados y luego vistos en vuelo. Unas fotos. Y en este lugar nunca me fallan las ortegas. Esta vez solo tres. Además, en las zonas con vegetación grande (retamas, tarays, plantaciones de pinos, etc...), el paso de paseriformes era exagerado. Lo malo es que al no disponer de tiempo, no nos metimos mucho con él, pero habríamos sacado cosas intersantes. Muy potente de mosquitero musical y papamoscas cerrojillo pero, también, papamoscas gris, tarabilla norteña, alcaudón común o collalba gris. Dejo un par de imágenes de los, hoy, abundantísimos mosquiteros musicales. Y un papamoscas cerrojillo que trataba de pasar desapercibido entre las retamas.







Cuando dejaba el lugar me topé con este águila calzada de morfo oscuro que se estaba comiendo, tranquilamente, una paloma recién capturada en lo alto de una cruz de piedra junto a la carretera, a la entrada del pueblo de Villafáfila. Me dejó tirarle una serie a bocajarro pero, como sucede en estos casos, cuando el pájaro es precioso y la distancia perfecta, falla la posición de la luz.

Volviendo para casa pude comprobar que hay varios centenares de cernícalos primillas (y vulgares mezclados entre ellos, supongo) entre Castronuevo y Toro. Nunca vi tantos en mi vida. También abundantes, los ratoneros. Llegué a contar 14 posados juntos en la misma tierra recién arada. Disfruto mirando el diferente diseño que tiene cada uno, no hay dos iguales. Aquí uno con cierto toque blanquecino en carpales y antebrazo.

Y, entre Villarrín de Campos y Castronuevo, un ejemplo del drama de esta época del año. Los campos están llenos de aves jóvenes, las aves jóvenes tienen poca experiencia, se acercan demasiado a la carretera y...

... esto es una lechuza común, pero había también cernícalos primillas, un ratonero, liebre, erizos... y algún pajarillo que no pude identificar mientras conducía.

2 comentarios:

  1. Que pasada ver tantas especies en tan poco espacio ,atropelladas!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  2. Que pasada en sentido negativo , claro!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar