miércoles, 28 de septiembre de 2011

27/09/2011. Espátula anillada en Toro

La tarde estaba siendo aburrida y no hacían más que llegarme noticias del bisbita pechianteado (Anthus rufescens) que el buen amigo Damián Romay acababa de encontrar en Coruña. Es la primera vez que se observa esta especie norteamericana en España y yo babeando delante del ordenador sin la posibilidad de poder hacer una incursión al NW en busca de su observación. En fin, con este panoraba, la casa se me venía encima.
Así que le dí un toque al pajarero toresano Manuel Rodríguez y quedamos en vernos en un ratín en el río, a la altura de Timulos, para sentarnos a charlar y probar suerte con el águila pescadora. Según iba hacia allí decidí pasarme por un pequeño encharcamiento que se ha formado en una de las múltiples graveras que jalonan este trozo de vega del Duero y que tenía controlada de alguna vez al pasar. Mi sorpresa fue muy agradable cuando vi que en ella descansaba una espátula y que, encima, estaba anillada.
Enseguida llamé a Manu para que se acercara a verla. Rápidamente le hice unas fotos para asegurar la lectura de las anillas pero, de momento, solo veíamos una pata. Así que tuvimos que esperar a que se moviera para que nos mostrara la otra y así tener las dos.
Para evitar que con la mala luz que había, la distancia y mi mala mano con la cámara de fotos nos jugara una pasada a la hora de identificar correctamente los colores, sacamos los telescopios y pudimos anotar perfectamente la codificación:
Tarso izquierdo: verde + amarillo + metal.

Tarso derecho: amarillo + bandera verde + verde.

Y en codificación internacional sería: GYa/YGfG
Es un joven así que, intuyo, que el historial va a ser muy, muy breve...

Ya envié la gestión, en cuanto me contesten, lo comento aquí. Es alemana seguramente.

De regalo, vimos un andarríos bastardo, que siempre es prestoso por estos lares. También dos andarríos grandes y escuchamos un zarcero común entre la vegetación colindante, cita de interés fenológico. Por cierto, ni decir tiene que no hubo ni rastro de la pescadora y es que, este año, estoy negado con ella.

Buena tarde, sobre todo, por la charla con Manu, que espero que sea solo la primera de muchas más.

1 comentario:

  1. Muy buena , es muy interesante Esto de ver aves anilladas...
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar